martes, 21 de mayo de 2013

EMOCIONES.

La emoción nos invade sin avisarnos, sin excusas, sin contemplaciones, ya sea buena o mala, viene y sin mas nos atrapa y nos dejamos llevar por ella. Sería bueno si por cada emoción no vinieran mil desengaños después. Se supone que todo lo que hacemos es un con un fin, se supone que todo fin se hace por la emoción de un principio, entonces, me pregunto que es lo que debo sentir con todo esto. Empezé con ilusión a cada paso que he dado en mi vida, creo que escondo mucho más de lo que enseño. No me arrepiento de lo escondido ni de lo que os haya ocultado, simplemente no está en mi quitarme la sonrisa, por lo menos delante de todo esta parafernalia de vida que nos impone verdaderas injusticias al pensamiento. Llega un momento en el que la emociñon hecha desengaño duele. Duele en lo mas hondo, en el mas estrecho rincon de entre cualquier lugar de mí guardado no sé donde, prefiero no encontrarlo. Despues de varias desbordaciones del sentimiento aprendemos a no hacer demasiado, y entonces llega la cautela. De la cual aveces nos excedemos y después llega el posterior arrpendimiento y el consiguiente dolor. ¿por qué?, incluso ¿por que lo veo todo tan oscuro ahora? puedo volver a ser fuerte, puedo volver a sonreir, pero entre tú y yo... sabemos que solo tengo lágrimas ahora. Estoy arta del sentiemiento de arrepentimeinto, de la insatisfacción personal, de sentir que no doy todo lo que debería. Unos problemas tapan a otros, ahora es denoche y confesaré que la oscuridad me entristeze, lo más seguro es que mañana al estirarme en la cama piense en que tengo que reunir todo el ánimo que tengo, para enfrentarme a persona con las que no estoy agusto, para enfretarme a pensamientos que no quiero escuchar ni procesar siquiera, ahora lo veo tan absurdo. Pero me veo tan cerca y el final tan lejano, veo el problema tan grande y la solución tan pequeña. En fin mañana sacaré mi sonrisa denuevo al mundo, e intentare demostrar que como yo me amo no lo hará jamás nadie por mí. La vida no nos pone a prueba, simplemente tenemos que coger nuestra ira e ir tratandolo como lo que es... lo mas hermoso de nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario